Maderoterapia

El origen de esta terapia se remonta a hace miles de años, en el místico Oriente, pero ha sido en las últimas décadas, que ha resurgido gracias a los beneficios que se obtiene en el organismo, que en sus orígenes se desconocía.

Y es que son muchos los tratamientos faciales y corporales que podemos encontrar en el mercado hoy en día, pero si lo que buscamos es un tratamiento donde fusionamos la parte estética con lo espiritual y relajante, la maderoterapia es sin duda una de las mejores opciones.

La maderoterapia es una técnica holística, que, además de alinear, equilibrar energía y reducir el estrés, tiene beneficios como terapia para tonificar, reafirmar, drenar, reducir la grasa localizada y eliminar la celulitis.

En este masaje se aplican aceites esenciales y se emplean utensilios de madera que se adaptan a diferentes zonas del cuerpo.

Uno de los más demandados son los masajes corporales pero también podemos aplicar la maderoterapia para tratar la cara, favoreciendo la producción de colágeno y elastina, lo que repercutirá en un cutis tonificado y visiblemente más joven.

Y lo mejor, aunque mucha gente piense que es un tratamiento doloroso, es totalmente invasivo. ¡Y no sólo eso! Es también muy relajante y agradable.

Así que animamos a todas aquellas personas que quieran tener un momento relajante y remodelar su cuerpo o tonificar su rostro, a hacerse un masaje con maderoterapia.

Repetir es sólo cuestión de probar.